Recién regresado de Israel, el Presidente analizó en Olivos la situación de la cerealera santafesina, que debe miles de millones al Banco Nación.

En la Quinta de Olivos, recién regresado de Israel, el Presidente Alberto Fernández se refirió a los pedidos de varios dirigentes del kirchnerismo para estatizar Vicentín luego de conocerse la millonaria deuda que posee la empresa con el Banco Nación, como reveló en exclusiva LPO.

«Lo de Vicentín es muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de sus posibilidades. Ha habido un acto de irresponsabilidad muy grande que merece ser estudiado», indicó el Presidente en una entrevista concedida a C5N.

Ante la consulta de si está en sus planes estatizar la empresa, Alberto contestó: «Lo vamos a ver. Sabemos que son un operador del mercado de granos importante y nadie quiere que se pierdan las fuentes de trabajo», señaló.

Alberto reveló además que se reunirá con el director del Banco Nación, Claudio Lozano, para interiorizarse de la situación que amenaza las finanzas del principal banco del país. El ex diputado calculó que los préstamos de la entidad bancaria a la empresa ascienden a 18.370 millones de pesos, tomados durante la gestión del macrista Javier González Fraga.

La cifra representa un 20% de la responsabilidad patrimonial computable del Banco Nación. «Se violaron las normas de prestamos existentes sobre la base de un directorio que no puso ninguna firma», apuntó Lozano a LPO. No parece un dato menor que al mismo tiempo que multiplicaba su endeudamiento con el Nación, la cerealera santafesina se convertía en el principal aportante de campaña de Cambiemos.

En su informe, Lozano señaló que Vicentín fue el «principal aportante de Juntos para el Cambio en la última elección y que comenzó a incumplir con los pagos casi en simultáneo con la derrota de Macri en las PASO».

El que encendió la mecha sobre la estatización de Vicentín fue el ex intendente de San Antonio de Areco, Francisco «Paco» Durañona. «La oportunidad para que el Estado se convierta en actor fundamental en la actividad agroexportadora es ahora», dijo en Twitter.

«Hay que estatizar Vicentín aprovechando que el grueso de sus acreedores son el Banco Nación y el Banco Provincia. El Estado argentino ya tiene participación accionaria en varias empresas a partir de la estatización de las AFJP», añadió el senador bonaerense.

En viernes pasado Vicentín informó a productores, acopios y corredores con los que mantiene pagos incumplidos que propondrá realizar un Acuerdo Preventivo Extrajudicial para refinanciar la deuda en un plazo de ocho años.

La propuesta, según pudo averiguar este medio, consiste en dolarizar la deuda -sin quita alguna- con el tipo de cambio comprador Banco Nación vigente el pasado 4 de diciembre pasado (día uno del inicio del default comercial).

El planteo de Vicentín a sus acreedores indica que la empresa «se hará un pago inicial de 20% del crédito con un mínimo de 30.000 dólares o la suma menor a la que ascienda el crédito». «El 80 % restante se pagará al final del año ocho (2027)», agrega. 

Compartir

Comentarios