El concejo aprobó una ordenanza que crea un órgano controlador de las acciones municipales.

En la  sesión del día 21 de noviembre último el Honorable Concejo Municipal  aprobó  el proyecto  de ordenanza presentado por el concejal del Frente Progresista Cívico y Social, Eduardo Paoletti, que crea el Tribunal Municipal de Cuentas, cuyas funciones consisten en trabajar como órgano de fiscalización externa, con independencia y autonomía funcional, realizando el control y auditoría de las cuentas del Departamento Ejecutivo Municipal. Dicho órgano estará integrado como tribunal (un presidente y dos vocales), que realizarán el control posterior de los actos y erogaciones realizadas en el ámbito financiero de la Municipalidad; y para cuya   selección de las Personas que integren este Órgano  intervendrán instituciones como el Colegio de Abogados  y el Consejo de Ciencias Económicas, que serán quienes evalúen las capacidades y aptitudes de idoneidad, morales y técnicas de los posibles integrantes de la mencionada terna.

Este nuevo órgano  realizará un control “Técnico” de la administración contable y financiera; a diferencia del Honorable Concejo Municipal que realiza un control “Político” de todos los ámbitos de gestión que ejecuta el Departamento Ejecutivo municipal.

Por otra parte, la nueva normativa prevé y da como atribución al Tribunal Municipal de Cuentas que además de realizar controles, sea quien realice el  juzgamiento y en el caso de corresponder establezca las sanciones.

La creación de este tribunal de ninguna manera debe verse como un gasto si no como una inversión, en cuanto sirve de herramienta de control efectivo para el propio municipio.

Por último, no debe considerarse como un intento de poner palos en la rueda a quienes sean gobierno u oficialismo en un período determinado, sino que es de ayuda para que justamente el gobernante de turno se sienta respaldado, viendo que está siendo auditado y controlado , garantizando de esa manera que está haciendo las cosas bien.

Compartir

Comentarios