En conferencia de prensa, el gobernador de Santa Fe dijo que la administración de Macri debe hacerse cargo de la crisis económica y social que generó con sus políticas. Las estadísticas de cómo la recesión impacta en las cuentas de la provincia. (reconquista.com.ar)

El gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz advirtió sobre la profundización de la crisis económica y social en el país y le pidió al Gobierno Nacional que declare la emergencia alimentaria. También recordó que la provincia sufrió recortes de fondos claves para políticas de salud, educación y desarrollo social.

“Necesitamos que el Gobierno Nacional se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado”, insistió, en una conferencia de prensa este martes, rodeado de los principales ministros y funcionarios de su gabinete. El gobernador estimó en $4.000 millones los recortes que sufrirá la provincia por las medidas que anunció el Gobierno Nacional en el Impuesto a las Ganancias y en la eliminación del IVA en algunos alimentos.

A pesar de esta coyuntura, Lifschitz aseguró que el gobierno provincial cuenta con los recursos para garantizar la cobertura de los programas sociales y de salud durante los próximos cuatro meses. “Son claves porque estimamos que el 70% de los santafesinos se atienden en forma permanente o esporádica en el sistema de salud público de la provincia”, precisó el gobernador.

El gobernador convocó a los medios para contar cómo está enfrentando la provincia el difícil escenario económico y social que atraviesa el país. “Es una situación crítica que no comenzó a partir de las Paso, como intenta hacernos creer el gobierno nacional, sino dos años antes”, aseguró.

“Las instituciones sociales comenzaron a pedir ampliación de partidas para atender sus comedores y los clubes entraron en situación de crisis por el aumento de las tarifas”, contó. También recordó que las obras sociales están muy complicadas y que creció la cantidad de chicos que asisten a los comedores escolares y a las copas de leche.

Lifschitz aseguró que la provincia sufrió importantes recortes presupuestarios del gobierno nacional. “El año pasado advertimos como el Gobierno Nacional retaceaba los fondos que enviaban a las provincias para apoyar el gasto social en desarrollo social, salud y educación pública”, precisó. En este gráfico, por ejemplo, se puede analizar cómo aumentó el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social por el impacto de la crisis.

En concreto destacó que la eliminación de la cobertura social eléctrica implicó un recorte de $1.300 millones y otros $1.500 millones se perdieron al quitarse los subsidios al transporte. “En salud hubo recortes en las coberturas para drogas oncológicas, diálisis y traslados para personas con discapacidad, lo que llevó a la provincia a invertir $500 millones adicionales en salud”, contó el gobernador. En este contexto, la red pública de salud de la provincia necesitó un 20% de los recursos que estaban previsto inicialmente en el presupuesto.

Por la grave crisis, se incrementó la cantidad de santafesinos que se atienden en el sistema público de salud de la provincia, con un crecimiento del 11% en las atenciones ambulatorias.

La provincia también advirtió sobre el vertiginoso incremento de costos en la principal obra social de Santa Fe: el Iapos, que tiene más de 540.000 afiliados. En este gráfico se precisan los aumentos en los medicamentos e insumos médicos.

Compartir

Comentarios