Mario Macías (38) fue imputado por «homicidio calificado por el vínculo». En la audiencia se conocieron detalles escalofriantes de lo ocurrido en la zona rural de Vera.

Las pericias determinaron que Rosa Gorosito (75) fue asesinada por su propio hijo de un disparo con una escopeta calibre 16. En la autopsia pudieron recuperarse los plomos que estaban dentro del cuerpo de la madre.

Luego de eso Macías prendió fuego la casa dejando el cuerpo de la mujer en una de las habitaciones. Cuando los bomberos apagaron el fuego solo quedaron mínimos restos, pero el buen trabajo de los forenses permitió reconstruir los últimos minutos de la mujer.

El Fiscal Martín Gauna Chapero imputó el hecho y solicitó que continúe en prisión preventiva sin plazo, a lo que accedió la jueza Claudia Bressán.

Mario Macías está internado en el Hospital Central de Reconquista y será sometido a un profundo estudio psicológico ya que el informe preliminar determinó que se trata de una persona «peligrosa».

Compartir

Comentarios