Los policías de Avellaneda sufrieron el robo de sus celulares que estaban dentro del patrullero. Habían ido a frenar una gresca. (reconquista.com.ar)

Dos policías de la Comisaría Tercera de Avellaneda fueron convocados para frenar una gresca entre varias personas en pleno centro de la ciudad (calles 9 y 10).

Mientras intentaban controlar la situación notan que un joven entra al móvil policial y luego sale corriendo. Cuando subieron a la camioneta se dan cuenta que les habían robado los teléfonos celulares.

Los policías persiguieron al ladrón y lograron detenerlo en calles 312 y 307 mientras caminaba junto a una chica.

Los policías lo detuvieron y trasladaron a la comisaría. La fiscalía lo imputará por Hurto Calificado. También se trasladó a la chica, de 15 años, y luego se la entregó a sus padres.

Compartir

Comentarios