Concejales proponen retirar los canteros centrales y uniformar la calzada de las calles G. Obligado, B. Mitre y San Martín e Iturraspe.

El entorno de la plaza, sector neurálgico del microcentro de Reconquista, no está exento de las penurias y el caos que el tránsito de alta densidad crea en los espacios públicos, con las implicancias que ello tiene para la seguridad de peatones, ciclistas, automovilistas, motociclistas, entre otros.

El Bloque del FPCyS estima que quitar los canteros centrales de las calles perimetrales de la plaza mayor, significará un aporte en el ordenamiento del tráfico y, por otra parte, se otorgará la posibilidad de mantener el sentido único de circulación, con una visual mayor y espacios de estacionamiento que actualmente están limitados.  También, se ampliarán las veredas, lo que permitirá realizar diversas actividades deportivas.

Cabe destacar que las señalizaciones viales serán esenciales, pudiendo la municipalidad realizar la semaforización del contorno, de la manera que considere más adecuada al tránsito de este sector neurálgico. A su vez, en las calles que circundan la plaza 25 de Mayo el estacionamiento se efectuará sobre el perímetro interno, pudiendo hacerse a 45° o en la forma que mejor convenga a la conservación de los espacios.

Adobato y Paoletti también están convencidos de que estéticamente puede exhibirse una sustancial mejora, al despejarse de obstáculos una franja importante de las calles perimetrales con el aprovechamiento integral de un espacio que solo estaba reservado a un número determinado de vehículos, columnas de alumbrado y palmeras.

Compartir

Comentarios