El Ministerio de Salud dispuso el tope basado en evidencia científica. Si se trata óvulos donados, se permite a mujeres de hasta 44 años y si es por vía de donación, se extiende hasta los 51. 

Por Conrado Moreno  

El Ministerio de Salud de la Nación estableció un límite de edad para todas aquellas mujeres que deseen someterse a un tratamiento de reproducción asistida para ser madres. Mediante la resolución 1044/2018 publicada en el Boletín Oficial de este martes, la cartera sanitaria determinó que "todo tratamiento de reproducción médicamente asistida con óvulos propios se realizará a mujeres de hasta 44 años", mientras que en el caso de óvulos donados "se realizará a mujeres de hasta 51 años".

"Los límites están perfectos, son más que lógicos y generosos", sostuvo en diálogo con Crónica el doctor Sergio Pasqualini, director Científico del instituto médico Halitus, en coincidencia con los fundamentos de la resolución, basados en la evidencia científica de los datos del Registro Argentino de Reproducción Asistida para 2015 de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).

"Estamos hablando de una ley de cobertura, que cubre el tratamiento de fertilización asistida. Está perfecta la edad límite de 44 años, porque las chances de quedar embarazada son pocas. Para las mujeres más grandes que buscan embarazos con óvulos propios, las limitaciones las pone su propia naturaleza. Sin embargo, cuando es con óvulos donados, hay que ser más cautos", puntualizó Pasqualini, quien enfatizó en que "no hay que forzar a la naturaleza".

Si bien la edad es uno de los factores influyentes a la hora de determinar que una mujer se someta al tratamiento de fertilización asistida, no es el único. Pasqualini, detalló: "Primero se estudia si la mujer está en condiciones, ya que puede haber fallas que imposibiliten el tratamiento de entrada. Luego hay que hacer evaluaciones clínicas, psicológicas y analizar el entorno en el que se criará ese bebé. A veces se acercan mujeres solas a buscar un hijo, pero si les pasa algo, alguien tiene que hacerse cargo. Hay que evaluar todo pensando en el bienestar de ese bebé".

Hace cinco años se sancionó la ley 26.862, que busca garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción asistida. Desde entonces, obras sociales y prepagas comenzaron a cubrir esos tratamientos de alto costo. Pasqualini contó que antes de la ley se hicieron unos 12.000 tratamientos de alta complejidad en todo el país, mientras que después de la misma, la cifra aumentó a 21.000.

"Esperábamos que llegara a los 40.000, pero todavía hay problemas con algunas obras sociales. Sin embargo, en general se están cubriendo y creemos que aunque funcionara más aceitado el tema de la cobertura, los casos no aumentarían significativamente", agregó.

Pasqualini remarcó que lo que sí está cambiando mucho es la edad de las mujeres que deciden hacer el tratamiento. "El promedio actual es de 38 años, cuando hace una década atrás era de 33. Hay una postergación de la búsqueda de embarazos bastante significativa", sostuvo.

Además, destacó el cambio en los modelos de familia, ya que "ahora es común ver a mujeres u hombres solos que buscan un hijo, como también parejas de dos mujeres o de dos hombres. Antes eran una excepción, ahora es recurrente".

Compartir

Comentarios