Una cumbre de dirigentes y su mesa chica acordaron que seguirá de la misma forma la conducción de la central y su fortalecimiento “hacia adentro y hacia afuera”. Además realizó una convocatoria a un nuevo Comité Central Confederal (CCC) entre marzo y mayo del año próximo para analizar “la agenda sindical y el camino a seguir ante las políticas oficiales”.

Los integrantes del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, deliberaron durante algo más de tres horas con los independientes Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez y los ex jefes gremiales Hugo Moyano y Luis Barrionuevo respecto de la realidad nacional y la situación sindical, luego de la aprobación de las reformas previsional e impositiva y el cuestionado paro y marcha hacia el Congreso de la semana anterior, en el contexto de una cumbre que logró preservar “la unidad”.

"¿Ustedes qué creen? Esto no es fácil. La conducción no puede convocarlos ante cada nueva situación. Somos nosotros quienes conducimos”, aseguró categórico Schmid en alusión a cuestionamientos e intervencionismos desmedidos de Moyano y Barrionuevo, según puntualizaron voceros gremiales de distintos sectores.

Los dirigentes intercambiaron varios cruces y, en especial, cuestionaron “la absoluta falta de coordinación existente entre el consejo directivo y la llamada mesa chica”, en especial en relación con la huelga general y la marcha convocadas la semana anterior, cuando a horas de iniciarse fueron levantadas por la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Algunos sindicalistas reclamaron “cohesión” en “la adopción de decisiones a futuro, organicidad y, en especial, disciplina y respeto” hacia el triunvirato de conducción.

Un momento irónico ocurrió cuando Barrionuevo aseguró que en persona “hizo parar” la semana anterior a los sindicatos aeronáuticos, afirmación ante la cual los tres dirigentes del transporte presentes (Schmid, Maturano y Fernández), estallaron en carcajadas.

En el encuentro realizado en la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de la Avenida Belgrano al 1.800 participaron Schmid (marítimos) y Acuña (estacioneros), los independientes Martínez (construcción) y Rodríguez (estatales), los integrantes del consejo directivo y de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) Omar Maturano (ferroviarios) y Roberto Fernández (colectiveros) y los ex jefes de la central H. Moyano (camioneros) y Barrionuevo (gastronómicos).

El tercer triunviro, el dirigente de la sanidad Héctor Daer, no participó pero “con aviso”, aunque según los voceros señaló estar “muy bien representado” por Schmid y Acuña, en tanto idéntica postura adoptó el metalúrgico Antonio Caló (titular de la central oficialista durante el anterior gobierno), quien sin embargo ratificó la pertenencia a la CGT.

Caló se comunicó con Acuña y le informó que no participaría del encuentro, pero le ratificó al triunviro que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) “no abandonará la CGT , sostendrá al trío de conducción y procurará evitar cualquier tipo de fractura”.

Sin embargo, las fuentes gremiales aseguraron que el gremio metalúrgico no cubrirá el cargo de secretario de Interior del consejo directivo, abandonado la semana anterior por Francisco Gutiérrez luego de una áspera disputa con Daer.

También sorprendió la ausencia de Armando Cavalieri (comercio) en representación de los “gordos”, y de José Luis Lingeri (obras sanitarias), quien alegó enfermedad, aunque estuvo representado por los independientes Martínez y Rodríguez.

Los voceros gremiales ratificaron a esta agencia que más allá de “algunas sutilezas y diferencias” las partes acordaron “el sostenimiento del triunvirato y su fortalecimiento hacia adentro y hacia afuera de la CGT para evitar la fractura y más fugas”.

Las fuentes aseveraron que se ratificó también una transición “ordenada” al menos hasta mayo próximo, fecha en la que cerrarán las paritarias de los grandes sindicatos.

La cumbre de la Uocra, anunciada la semana anterior, fue ratificada el viernes durante una conversación a solas que mantuvieron Barrionuevo y Martínez en la sede nacional de la Federación Gastronómica.

Compartir

Comentarios