El magistrado entrerriano había excarcelado a Sebastián Wagner, quien violó y estranguló a Micaela García, en abril pasado. El sujeto recibió cadena perpetua y el funcionario, que recibió infinidad de escraches y había pedido licencia, finalmente fue apartado de su cargo.

El juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, el magistrado que liberó a Sebastián Wagner, quien luego terminara condenado a prisión perpetua por el femicidio de Micaela García, fue suspendido en sus funciones y será enjuiciado por mal desempeño, según decidió el Jurado de Enjuiciamiento entrerriano.

La determinación adoptada por mayoría se conoció cuando el magistrado fue notificado formalmente, y luego de que se resolviera dar curso al proceso de jury.Rossi sumó siete pedidos de jury, entre ellos el del senador Nicolás Mattiauda de Cambiemos; el de la organización civil Red de Alerta; el del senador por el departamento La Paz, Aldo Ballestena (FpV); el del bloque de diputados del FpV, el de los bloques de diputados y de senadores de Cambiemos.Tras la decisión del Jurado, la actividad del Juzgado, que estuvo bajo las órdenes de Rossi hasta este lunes, quedó suspendida por lo menos hasta este martes, cuando será designado quien lo supla en sus funciones.

Pese a que fue desaconsejado por el Servicio Penitenciario provincial, el 1 de julio de 2016 Rossi otorgó la libertad condicional a Wagner (30), quien estaba alojado en la Unidad Penal 9 de Gualeguaychú, donde cumplía condena de 9 años de prisión por dos violaciones que vencía el 16 de julio de 2018.

Luego de que Micaela (21) fuera asesinada en Gualeguay el 1 de abril último y se detuviera a Wagner como principal sospechoso, diferentes sectores impulsaron pedidos de enjuiciamiento al magistrado por mal desempeño de sus funciones.

El 17 de octubre de este año, los jueces María Angélica Pivas, Roberto Cadenas y Darío Crespo condenaron a Wagner a prisión perpetua por "abuso sexual con acceso carnal y homicidio agravado por ser con alevosía, criminis causa y violencia de género".

En ese mismo fallo, el Tribunal condenó a su ex patrón, Néstor Pavón (35), a cinco años de cárcel por "encubrimiento" y el hijo de su ex pareja, Ignacio Otero (21), quedó absuelto.

La sentencia fue cuestionada por los abogados de cada una de las partes, a excepción de la de Otero, por lo que será revisada por la Cámara de Casación Penal de Paraná.

Micaela García, estudiante de Educación Física de Gualeguay y oriunda de Concepción del Uruguay, fue vista con vida por última vez cuando salía de un boliche de Gualeguay el 1 de abril. Tras la desaparición, se inició un amplia búsqueda que tuvo repercusión nacional hasta que, el 7 de abril, Wagner fue detenido en la localidad bonaerense de Moreno.

Las médicos forenses determinaron que la joven había sido violada y estrangulada. Tras el hallazgo del cadáver de Micaela, el juez Rossi sufrió un escrache en su domicilio y pidió licencia, pero a los 20 días se reincorporó.

Compartir

Comentarios