Así se titula el comunicado del Centro Industrial y Comercial de Reconquista que busca que los actuales políticos empiezan a brindar información y se comprometan frente a determinados temas. (Jose Odasso /FM 96.1 Radio Diez)

Roal Bascolo Presidente del Centro Industrial y Comercial explicó en el programa “Vía libre” (FM 96.1 Radio Diez) que “Lo que queremos transmitir  es ver de qué formas podemos cambiar  las cosas en el ámbito local, que los políticos muestren que las cosas van a ser distintas de ahora en más”.  Para ello, plantean tres puntos:

  1. Gobierno abierto: Avanzar con el uso de tecnologías que permitan publicar los ingresos y gastos del municipio en tiempo real, fomentar el control participativo de la ejecución presupuestaria junto a Instituciones y organizaciones no gubernamentales. Poder conocer en detalle el total de gastos en personal en todas sus formas de contratación (permanente, precarizado, temporarios, monotributistas, cooperativas, etcétera). Hacer de la rendición de cuentas un ejercicio habitual y sistematizado.”Nosotros tuvimos reuniones con el secretario de hacienda y le expusimos que es muy difícil saber en que gasta el estado, cuanto en obras, en empleados municipales y demás cuestiones. Además falta que esa información esté disponible al público” expresó Báscolo.
  2. Honorable Concejo deliberante: Derogar la ordenanza de ajuste automático de dietas y gastos de representación de los concejales y sus asesores. Debatir si es justo que un concejal de Reconquista gane casi el doble que uno de Avellaneda y casi 10 veces más que un trabajador precarizado del municipio. Con el ajuste automático por paritarias esta brecha salarial se hace eterna. “ Nosotros no escuchamos en la campaña que eso sea un tema a tratar. El concejo debería debatir todos los años los ajustes a las dietas. No corresponde el ajuste automático que ahora existe por ordenanza” manifestó el presidente de la entidad.
  3. Derecho de Registro e Inspección. Los que Pagan este tributo no reciben ninguna contraprestación a cambio, por lo menos debería utilizarse para combatir la evasión y el comercio ilegal a través de acciones concretas en conjunto con organismos nacionales y provinciales.  Detrás de un comercio que no está habilitado (que por ende no podría funcionar como tal), o de aquellos que no emiten facturas, hay empleo no registrado (precarizado) como así también impuestos que no van al Estado y que faltan para prestar los servicios básicos a toda la población. “ Es una eterna discusión, los comerciantes que pagan no reciben anda a cambio. En Reconquista la recaudación esta cercana a los 8 millones de pesos mensuales y el servicio que contrapresta es casi nulo” sentenció Báscolo.

El estado ha desarrollado herramientas tecnológicas muy avanzadas para controlar a todos los contribuyentes que están dentro del circuito formal. Sabe cuales son sus ingresos o sueldos, y si tiene relación con todo lo que compramos (desde un auto o casa, hasta ropa o electrodomésticos). Sabe los créditos que hemos tomado, los impuestos que no pagamos y hasta donde viajamos!. Y nosotros los contribuyentes, ¿¡Qué sabemos del Estado!?.

Mostrar cómo y en que gasta el municipio a todos los ciudadanos es la manera de empezar a cambiar la cultura tributaria, ampliar la base de contribuyentes y aumentar la cantidad de personas que pagan sus tasas en tiempo y forma", concluye el comunicado del Centro Industrial y Comercial de Reconquista.

Compartir

Comentarios